Transporte, tratamiento y disposición final de residuos

 

Ofrecemos el servicio de transporte de residuos peligrosos, de acuerdo con las distintas necesidades de nuestros clientes y con la más amplia oferta de equipos (bateas, tolvas, ampliroll, aljibes, succión y planos, entre otros).

Residuos Industriales Líquidos (RILes) peligrosos y no peligrosos:

Línea de tratamiento físico químico

Descripción del proceso: Esta línea de tratamiento tiene como principal objetivo el tratamiento de Residuos Industriales Líquidos (RILes), mayoritariamente de tipo inorgánico, los cuales, a través de diferentes operaciones y reacciones de neutralización, óxido-reducción, precipitación de metales y separación sólido-líquido, entre otras, logran abatir su carga contaminante. Como resultado, obtenemos un RIL que es reutilizado en nuestros procesos productivos. Algunos de los residuos tratados en esta línea son: ácidos agotados, RILes alcalinos, RILes de procesos, aguas de lavado de equipos e instalaciones, baños crómicos y aguas de lavado de gases, entre otros.

Residuos Industriales Sólidos (RISes) peligrosos y no peligrosos: 

Línea de tratamiento de inertización

Descripción del proceso: Su objeto principal es reducir el riesgo potencial de un residuo, mediante el paso de sus elementos contaminantes a formas de menor movilidad, solubilidad y/o toxicidad, utilizando tratamientos como la inactivación/estabilización. Para la inactivación/estabilización de los residuos, utilizamos tratamientos como la neutralización y las reacciones de óxido-reducción, con el fin de eliminar o disminuir sus características de peligrosidad. Adicionalmente, usamos técnicas como la solidificación y el encapsulamiento, donde se eliminan los líquidos libres y se encapsulan los constituyentes peligrosos. Algunos de los residuos tratados en esta línea son: materias primas no utilizables, adsorbentes agotados, catalizadores desactivados, cenizas y polvos de filtros, precipitadores o ciclones, lodos y borras con metales pesados y productos fuera de especificación, entre otros.

Depósito de seguridad

Descripción del proceso: El depósito de seguridad es una instalación de eliminación destinada a la disposición final de residuos sólidos, diseñado y construido, de manera de cumplir con los requisitos específicos de la legislación vigente (DS 148). Para ello, utilizamos un sistema de doble impermeabilización y drenaje, sistema de detección de fugas, sistema recolector de lixiviados y verificaciones de calidad de estos. Los residuos depositados son verificados de modo que cumplan con criterios de aceptación, tales como: residuos compatibles en una misma celda y residuos que no provoquen asentamientos o daños al sistema de impermeabilización. Además, para asegurar su correcto funcionamiento, realizamos los monitoreos específicos, según lo estipulado en la legislación y la resolución ambiental vigente.