Datos Prácticos

Cómo limpiar el mercurio derramado en caso de rotura de un termómetro

Como limpiar el mercurio derramado en caso de rotura de un termometro
LinkedIn

Si bien ya no son tan populares, los termómetros de mercurio siguen siendo utilizados (en algunas ocasiones) para medir la temperatura corporal. Una de las razones por las que este ha sido desplazado por termómetros digitales es porque su contenido puede ser bastante peligroso en caso de romperse. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el mercurio puede ser muy tóxico para las personas, y lo ha catalogado como uno de los diez productos químicos que plantean grandes problemas a la salud pública.

En el caso del medio ambiente, también implica peligros para la fauna, así como para el agua, la que podría terminar contaminando alimentos o reservas acuíferas que se utilicen para consumo humano. Pero, ¿sabes qué hacer en caso de romper tu termómetro? Aquí te explicamos brevemente cómo proceder en esos casos:

Qué NO hacer: Nunca uses una aspiradora o una escoba para limpiar, ni camines con tus zapatos contaminados por toda la casa, pues esto podría esparcir el metal aumentando la exposición al mercurio. Tampoco lo viertas por el desagüe, porque podrías terminar contaminando el agua.

Cómo limpiar: Utiliza guantes plásticos o de goma antes de comenzar la limpieza. Retira restos de vidrio u otro material que pueda ser peligroso, ponlos sobre una toalla de papel húmeda y guarda todo dentro de una bolsa hermética rotulada. Nunca dejes que los niños ayuden. Ventila el lugar y descarta toda la ropa que pueda haberse visto contaminada y también ponla dentro de una bolsa rotulada.

Identifica las gotas de mercurio ayudándote con una linterna y, con la ayuda de un gotero, retíralas y deposítalas en un trozo de toalla de papel húmeda. Luego de quitar las gotas más grandes, coloca crema de afeitar en la parte superior de un pincel pequeño y «puntea» el área afectada para recoger las gotas más pequeñas. Como alternativa, utiliza cinta adhesiva para recoger todos los fragmentos pequeños de vidrio que queden. Guarda el pincel o la cinta de embalar en la bolsa hermética, etiquétala y ciérrala.

No te olvides de mantener el lugar ventilado por al menos 24 horas, y contáctate con la autoridad de tu comuna para desechar los restos de manera correcta y segura para todos.

Nuestras

Certificaciones
Ir a Sección

normativas

ambientales
Ir a sección

Informes

Ambientales
Ir a sección