Hidronor ofrece una alternativa segura para el almacenamiento temporal de residuos peligrosos

Hidronor ofrece una alternativa segura para el almacenamiento temporal de residuos peligrosos

Publicado el 22 de septiembre de 2020.

La explosión ocurrida el pasado 4 agosto, provocada por 2.750 toneladas de nitrato de amonio, en Beirut, Líbano, es un lamentable e importante recordatorio de las consecuencias negativas de un inadecuado almacenamiento y gestión de elementos peligrosos. Este hecho dejó un saldo de 220 personas fallecidas, más de 5.000 personas heridas, y al menos unas 300.000 sin hogar.

En Chile, el Reglamento Sanitario sobre Manejo de Residuos Peligrosos (DS148) indica que todo sitio destinado al almacenamiento de residuos peligrosos (RESPEL) debe contar con ciertos estándares específicos de seguridad y con la correspondiente autorización sanitaria de instalación. Además, el almacenamiento de RESPEL no puede exceder un plazo de 6 meses, a excepción de algunos casos justificados que pueden solicitar a la Autoridad Sanitaria una extensión en los plazos de almacenamiento presentando el debido informe técnico.

Es importante mencionar que, para conseguir el permiso de almacenamiento de RESPEL, las empresas deben cumplir con ciertas condiciones específicas, como tener una base continua, impermeable y resistente estructural y químicamente a los residuos; los depósitos deben estar techados y protegidos de condiciones ambientales como humedad, temperatura y radiación solar; estar debidamente señalizados según la Norma Chilena NCh 2. 190 of 93; y tener una capacidad de retención de escurrimientos o derrames igual o superior al 20% del volumen total de los contenedores almacenados.

La buena noticia es que, como alternativa para las empresas que no cuenten con esta infraestructura, Hidronor ofrece una solución segura, ya que cuenta con tres tipos de bodegas autorizadas para el almacenamiento temporal de residuos, lo que le permite a la compañía almacenar productos y residuos de diversas características de peligrosidad, tales como inflamabilidad, residuos de distintos grados de toxicidad y residuos corrosivos, entre otros.

Gracias a este servicio, es posible brindar a los clientes una instalación autorizada y con todas las medidas de seguridad necesarias para el almacenamiento de productos o residuos, aportando así una solución temporal a contingencias puntuales que se puedan presentar.