¿Qué hacer si se rompe un termómetro de mercurio?

¿Qué hacer si se rompe un termómetro de mercurio?

Publicada el 18 de noviembre 2019.

El termómetro de mercurio es un utensilio muy práctico y seguro formado por un tubo de vidrio que contiene entre 2 a 3 gramos de mercurio. Dada la fragilidad de sus materiales, los termómetros de mercurio deben ser manejados con  precaución, ya que en caso de quebrarse se producirá un derrame de mercurio, residuo peligroso, cuya inhalación puede producir trastornos neurológicos y del comportamiento, entre otros efectos dañinos a la salud.

En caso de enfrentarse a la rotura de un termómetro de mercurio, se recomienda mantener el lugar ventilado, recoger cuidadosamente los restos de vidrio con la protección de guantes de goma y agrupar las gotas de mercurio utilizando una espátula de cartón o de goma. Ambos residuos deben ser almacenados por separado en contenedores herméticos y etiquetados de acuerdo a su contenido. En ningún caso se recomienda utilizar agentes de limpieza (cloro o detergentes) para contener el derrame, ya que esto puede generar otros residuos tóxicos. Los residuos recolectados deben ser derivados a una instalación autorizada por la Autoridad Sanitaria para su correcta disposición final en un depósito de seguridad. Al seguir estas recomendaciones estaremos cuidando al medio ambiente y resguardando la salud de quienes nos rodean.

Ver más: https://espanol.epa.gov/espanol/que-hacer-si-se-rompe-un-termometro-que-contiene-mercurio#mercurydonts