Datos Prácticos

El asbesto es un residuo peligroso y debe disponerse en forma segura

asbesto residuo peligroso disposicion en forma segura Hidronor
Share on linkedin
LinkedIn

El asbesto (o amianto) es un elemento presente en la naturaleza que, por sus características físicas, es resistente al calor y la corrosión. Por esto, es utilizado en productos comerciales, como materiales a prueba de fuego y aislamiento para la construcción, la industria en general, vestuario antiflama, área automotriz, entre otros.

La importancia de manipular correctamente los materiales con asbesto radica en que, si estos son alterados, se liberan al aire pequeñas fibras de este elemento, las cuales, cuando son inhaladas por seres humanos, pueden provocar inflamación y cicatrización de tejido en los pulmones, afectando la respiración y causando problemas graves de salud, además de ocasionar cáncer de pulmón y mesotelioma (cáncer en las membranas delgadas que recubren el interior del tórax y el abdomen).

Dentro de los distintos tipos de asbesto, existen dos grandes grupos: serpentinas y anfibolitas, que a su vez se subdividen en distintos tipos según sus características. Sobre estos últimos (anfibolitas) se pueden encontrar de dos formas: Asbesto Friable (MCAF) y Asbesto No Friable (MCANF). El MCAF se encuentra libre, en mangas, paquetes, o como parte de un material en condiciones de desmenuzarse; por su parte, el MCANF se encuentra encapsulado con algún material que no permite su desmenuzamiento completamente una obra o edificación.

Teniendo clara esta información, surge entonces la pregunta ¿cómo manipular y disponer el asbesto de forma segura?

Es importante tener en cuenta que Chile prohibió el uso de materiales de construcción que contengan asbesto en el año 2001. Así, para el retiro, manejo y disposición de este material es importante conocer las directrices de la Seremi de Salud, que cuenta con un Manual para la elaboración de un Plan de Trabajo con materiales que contienen Asbesto Friable y No Friable. En el caso del tipo de asbesto MCAF, el plan de trabajo debe ser presentado ante la misma Seremi para su correspondiente autorización sanitaria.

Para el MCANF, la empresa ejecutante debe informar a la Autoridad Sanitaria con 72 horas de anticipación, el inicio de los trabajos, adjuntando un Plan de Trabajo, el que deberá contener todos los antecedentes técnicos y documentos de respaldo que permitan justificar las medidas establecidas en dicho Plan.

Como empresa experta en la correcta gestión y disposición segura de asbesto, en Hidronor contamos con gran experiencia en trabajos de este tipo. Además, ofrecemos un servicio más completo que consiste en la elaboración y presentación de los planes de manejos de asbesto, retiro y disposición del mismo.

Nuestras

Certificaciones
Ir a Sección

normativas

ambientales
Ir a sección

Informes

Ambientales
Ir a sección