Hidronor exporta residuos peligrosos a Holanda para su incineración y disposición final

Hidronor exporta residuos peligrosos a Holanda para su incineración y disposición final

Publicada el 04 de abril del 2019.-

El año 2001, Chile suscribió el Convenio de Estocolmo, que estipula que una serie de residuos peligrosos, como los PCB (Bifenilos Policlorados) contenidos principalmente en los aceites dieléctricos dentro de transformadores eléctricos y condensadores, deben ser inventariados, etiquetados y retirados del mercado antes de 2025, para ser eliminados definitivamente a 2028.

Hidronor es una de las empresas pioneras en Chile en implementar una línea de exportación de estos residuos y cuenta con todas las capacidades y permisos para almacenarlos y transportarlos hacia las plantas en países —principalmente europeos— que poseen la tecnología para su eliminación.

En este contexto, la compañía gestionó recientemente la exportación de un embarque —que salió el 25 de marzo de 2019 desde el puerto de San Antonio rumbo a Holanda— con seis containers marítimos con cerca de 100 toneladas de residuos, entre los cuales figuraban sólidos contaminados con PCB y aceites dieléctricos.

Katia Villalobos, Jefe de Ventas Industriales de Hidronor, explica que, para llevar a cabo este envío, la empresa debió conseguir todos los permisos necesarios por parte del Ministerio del Medio Ambiente, además de visitar las plantas destinatarias para la eliminación en Europa, donde cuenta con acuerdos comerciales para la recepción y eliminación de residuos con las compañías más relevantes de ese continente.

“Hidronor ha sido la primera empresa en el país que, desde sus inicios en la década de los 90, comenzó a prestar este servicio de exportación de residuos sin tratamiento de eliminación en Chile, lo que ha sido muy relevante, ya que hemos vivido todos los cambios normativos que el proceso de exportación implica desde la creación del Ministerio del Medio Ambiente hasta la suscripción de los tratados de los diferentes países en tránsito por los cuales pasan los residuos hasta su destino. Esta experiencia nos permite llevar a cabo de la mejor forma esta gestión y cabe señalar que contamos con todas las autorizaciones sanitarias y ambientales para el correcto almacenamiento de residuos, como los PCB o pesticidas que tienen componentes órgano-clorados y/o halogenados, los que son acondicionados de acuerdo a la normativa nacional e internacional para ser exportados a centros de destrucción final, cumpliendo rigurosamente con el Convenio de Basilea sobre el control de los movimientos transfronterizos de los desechos peligrosos y su eliminación”, señala.